Cómo lograr tus propósitos

Está iniciando el año y probablemente tienes muchos propósitos pero ¿realmente los vas a cumplir? En este artículo te digo cómo hacer que logres tus propósitos.como-lograr-tus-propositos

A no ser que tú seas una persona absolutamente excelente en mantener tu palabra contigo mismo y cumplir las promesas que te haces, los propósitos de año nuevo terminan siendo palabras que se las lleva el viento. Es por eso que en lugar de pensar en propósitos, una alternativa es considerar formarte metas.

A diferencia de los propósitos, que se definen como la intención de hacer algo, una meta es el resultado que una persona o empresa imagina, planea y se compromete a lograr.

La acción de formar metas personales involucra establecer objetivos que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y limitados en el tiempo. Esto se conoce como criterios SMART (siglas en inglés de Specific, Measurable, Achievable, Relevant and Time-bounded).

Específicos

Define bien tus metas las cuales divides en varias partes llamadas objetivos específicos.
Se te hará más fácil si los escribes en una hoja. Esto te ayudará a tenerlos en mente motivándote y a llevarlos a cabo formando una estratégia.
Por ejemplo: ‘Voy a ponerme en forma’ no es un objetivo específico. ‘Voy a correr 30 minutos diarios de lunes a viernes’ sí es específico.

Medibles

Define una forma de medir cada uno de tus objetivos.
Al medir un objetivo podemos compararlo con lo planeado y decidir en caso de desviaciones o variaciones qué medidas correctivas vamos a tomar.
El ejemplo anterior de correr 30 minutos cada día es medible y por tanto está correctamente planteado ya que permite saber si se está cumpliendo o no.

Alcanzables

Los objetivos que te plantees para lograr tu meta deben ser alcanzables, orientados a acciones, ambiciosos pero realistas.
Si te propones ir a la luna, pero entre tus objetivos no está el construir o conseguir un cohete que lleve a ella, nunca cumplirás tu sueño de ir al espacio.

Relevantes

Otra característica importante de tus objetivos es que deben ser relevantes a la meta que te has propuesto.
Por ejemplo, si quieres bajar de peso, uno de tus objetivos no debe ser comprar una pecera. Prueba comprando equipo para hacer ejercicio y consumir comida con menos calorías.

Limitados en el tiempo

Tus objetivos deben tener una fecha límite, la cual te servirá para llevar a cabo las acciones requeridas para cumplir tus metas.

En conclusión, define para cada meta, los objetivos específicos, las acciones para conseguir cada objetivo y además la estratégia para lograrlo. A esto se le llama un Plan de Acción.

Lograr todo tipo de metas es un proceso que requiere estar enfocado, mucha constancia y dedicación.

El éxito depende de qué tan realistas sean tus metas y el esfuerzo que decidas depositar en hacer que tus sueños se hagan realidad.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



%d personas les gusta esto: