¿Sabes cuál es el origen de tu apellido?

Todas las personas tenemos al menos un nombre y apellido, sin los cuales sería casi imposible identificarnos, sin embargo, no siempre existieron los apellidos, es por eso que aquí se muestra el origen y clasificación de los apellidos, así como algunos ejemplos. La pregunta es ¿Sabes cuál es el origen de tu apellido?

apellidos  El origen de los apellidos

En la antigüedad, las personas estaban organizadas en pequeñas aldeas, por lo que se conocían unos con otros y no era necesario ofrecer más que un nombre para referirse a alguien. En la Edad Media comenzaron a formarse ciudades más grandes y feudos con bastante población, por lo que se hizo importante diferenciar mejor a las personas, momento en el que nacen los apellidos.

En el caso de los nobles, estos adoptaban el apellido de su dinastía o podían quedarse con el de algún territorio conquistado, como forma de mostrar dominación. Pronto determinaron que la población plebeya también tuviese un apellido.

Los apellidos no comenzaron en un solo lugar, sino que de forma espontánea o cuando un reino conquistaba otro. Los apellidos correspondían al lugar de origen de la persona, su oficio o bien a características físicas distintivas.

A medida que los imperios comenzaron a descubrir y conquistar nuevos territorios, impusieron el uso de apellidos en la población aborigen del lugar. En el caso de los esclavos se hizo lo mismo, su amo era el encargado de otorgárselos. Cuando el uso de apellidos se hizo más común y las diferentes culturas se mezclaron, muchos apellidos fueron traducidos de un idioma a otro o sufrieron pequeñas modificaciones para hacerles parecer originarios de otro lugar y no sufrir discriminación.

   Clasificación de apellidos según su origen

Los apellidos pueden ser muy variados, pero si los analizamos, tienen un significado lógico.

Apellidos patronímicos

Los apellidos patronímicos son aquellos que han sido originados por un nombre propio.

Algunos apellidos patronímicos típicos son:

Álvarez (Álvar, Álvaro)
Benítez (Benito)
Bermúdez (Bermudo)
Blázquez (Blasco, Blas, Velasco)
Díez (Diego)
Domínguez (Domingo)
Enríquez (Enrique)
Fernández, Ferrandis (Fernán, Fernando)
Gálvez (Galve, nombre hispano-árabe)
García (Garcí, García)
Giménez (Gimeno)
Gómez Gomis (Gome)
González (Gonzalo)
Gutiérrez (Gutierre)
Hernández (Hernán, Hernando)
Jiménez (Jimeno)
Juárez (Suaro, Suero)
López, Llopis (Lope)
Márquez (Marco, Marcos)
Méndez (Mendo)
Menéndez (Menendo, diminutivo de Hermenegildo)
Miguélez (Miguel)
Mínguez (Mingo, Domingo)
Núñez (Nuño)
Ordóñez (Ordoño)
Ortiz (Ortún)
Páez (Payo, Pelayo)
Pérez, Peris (Pere, Pedro)
Ramírez (Ramiro)
Rodríguez (Rodrigo)
Ruiz (Rui, diminutivo de Rodrigo)
Sáenz (Sancho)
Suárez (Suero, Suaro)
Valdés (Valdo, Waldo)
Vázquez (Vasco, Vazco)
Velázquez (Velasco)
Vélez (Vela)
Yáñez (Juan)

Apellidos toponímicos

Derivan del nombre del lugar donde vivía, procedía o poseía tierras la persona o familia asociados al apellido. Muchos se encuentran precedidos de la preposición “de”, “del”, “de la” o simplemente son gentilicios.

Algunos ejemplos de estos apellidos son:

Alameda
Aragón, Aragonés
Arriaga (pedregal)
Arroyo
Ávila, Avilés
Bolívar
Briones
Burgos
Carranza
Castañeda
Cuéllar (Segovia)
Dávila (resultado de la contracción De Ávila)
Durán (río)
Linares
Montes
Navarra / Navarro
Ocaña
Padron
Peralta
Piedrabuena
Sahagún
Sangüesa, Sanhueza, Sambuesa, Zanhuesa
Salazar
Saldaña
Sallent
Sandoval
Santander
Santisteban
Santolaria (Santa Eulalia)
Serrano
Sevilla
Siurana
Soria, Soriano
Tarragona
Tudela
Toledo, Toledano
Torres
Valderas o Balderas (León)
Valenzuela
Valladares
Valverde
Vargas
Vergara
Villalba
Villalobos (Vila Lobos)
Villegas
Villarreal
Zamorano (Zami, Zamero, Zamerro, Zamora, Zanora, Zamor, Samora, Zamaura, Zamore, Zamarripa)
Zaragoza

También se aplica a los accidentes geográficos o cosas de la naturaleza, de todo lo que el hombre ve y conoce sobre la faz de la Tierra:

Colina
Costa
Cuevas
Lago
Laguna
Montemayor
Montes
Peña, Pena
Prados
Ribera, Riba
Torrente

Nombres comunes

La flora, la fauna o las peculiaridades existentes en una región también parecen estar detrás de muchos apellidos. Ejemplos:

Carrasco
Castaño
Encina
Freixas (Freixa, Fresno)
Noguera (cast. Nogal)
Olmo
Palma
Pera/Peral/Perer/Parés/Parès/Pereiro/Pereiros/Pereira/Pereyra
Robles
Rosa/Rosales
Carvallo/Carvalho/Caraballo
Granado/Granados
Selva/Silva/Da Silva/Silveira/Da Silveira

Ejemplos de apellidos basados en nombres de flores:
Clavel
Flores/Flórez
Rosal/Rosales/Rosadilla/Rosas/De Rosas/De La Rosa
Perahya/Perahia (‘flor’, en hebreo)

Apellidos aparentemente derivados de la fauna y nombres de animales domésticos son:

Águila/Aguilar/Aguilera/Aguiló/Aguilon/Aguilona/Aguilá
Cordero
Gallo
Lobos, Lobo
Ortega
Toro

Apellidos de oficios o profesiones

Son aquellos que derivan del oficio o profesión que ejercía la persona o familia asociada al apellido.

Alcalde, Alcaide
Ballester, Ballestero, Ballesteros
Barbero
Caballero
Camarero
Carpintero Charpentier, Charpantier, Carpentier, Carpenter
Carnicero, Carnicer
Coronel
Ferrer, Ferrero, Ferreiro o Ferreira, Ferrufino, Ferrón, Herrera, De Herrera, Herrero
Guerrero
Hidalgo, Fidalgo
Pastor
Sabater, Sabaté (cast. Zapatero)
Sacristán
Sastre, Sartori
Soldado
Verdugo
Zapatero, Zapater

Apellidos de apodos o de descripciones

Son aquellos que derivan de una descripción o algún apodo de la persona o familia asociada al apellido. Algunos apellidos de apodos o descripción física son:

Aguado
Alegre
Barriga
Bello
Bermejo (rojo)
Blanco
Bravo
Bueno
Calvo
Cano
Castaños
Cortés (Cortès)
Crespo
Delgado
Delicado
Gordo
Grande
Hermosillo (hermoso)
Hurtado
Leal
Lozano
Manso
Monge
Matamoros
Moreno
Pinto
Prieto
Rojo
Rubio, Royo
Seco

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*