Fumar no quita estrés, aumenta ansiedad y depresión

La investigación se llevó a cabo con 6 mil 500 personas mayores de 40 años, en donde un 18.3 por ciento de los fumadores dijeron padecer depresión o ansiedad, en comparación con 10 por ciento de abstemios y el 11.3 por ciento de quienes habían dejado el vicio.

mujer-fumandoEstos resultados contrastan con la creencia de un tercio (36 por ciento) de los fumadores de Reino Unido que fueron encuestados, quienes creen que este hábito combate el estrés.

En lugar de ello, se trata de un círculo vicioso de abstinencia y consumo de nicotina.

El Dr. Mike Knapton, director médico asociado de la BHF explica: “en lugar de ayudar a la gente a relajarse, fumar aumenta la ansiedad y la tensión. Cuando los fumadores prenden un cigarro, la sensación de reducción de estrés o relajación es temporal y es pronto sustituida por el síndrome de abstinencia y antojos. Mientras que fumar reduce temporalmente estas ansias y sentimientos de abstinencia – que son similares a sentirse ansioso o estresado – no reduce o trata las causas subyacentes del estrés”.

“Disipar el mito de que fumar es un calmante para el estrés debe ser otra razón motivadora para finalmente dejar el hábito”, continuó el médico de la institución que celebrará el 11 de marzo el “Día para dejar de fumar”.

Entre los hallazgos del estudio, se encontró que las personas que llevaban sin fumar más de un año tenían perfiles de ansiedad y depresión similares a aquellos que nunca habían probado un cigarrillo, por lo que sugiere que dejar de fumar puede ser, de hecho, la manera de mejorar el estado mental.

“Si crees que fumar está manejando tu estrés, no es verdad. Lo está haciendo peor. Este reporte termina con se mito”, dijo el experto

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*