Desarrollan droga que evita la borrachera

borracheraReportaron avances en la investigación realizada por científicos de la Universidad de Texas en Austin (UTA). Dicha investigación se enfoca en la búsqueda de una droga que evita los efectos del alcohol en las personas.

Los científicos creen que la investigación tiene aplicaciones potenciales para el tratamiento de personas adictas al alcohol.

La investigación pretende conducir al desarrollo de una droga que elimine los padecimientos de la abstinencia en los adictos al alcohol, pero las implicaciones de la misma podrían evitar que las personas se embriagaran, aun cuando consumieran fuertes cantidades.

“Nuestros resultados proporcionan una evidencia emocionante para cear futuros fármacos que ayuden a cumplir esta meta y para evitar problemas en trastornos de abuso de alcohol”, dijo, en un comunicado uno de los autores del estudio, Jon Pierce-Shimomura.

Los investigadores afirmaron haber sido capaces de alterar un canal molecular en los gusanos Caenorhabditis elegans, que une el alcohol en el cerebro y que es similar al de los humanos, mediante la modificación de la composición genética de la oruga.

La investigación fue publicada en la revista científica The Journal of Neuroscience, por el equipo de neurocientíficos de la UTA, quienes reportaron que lograron que los gusanos no se emborracharan aún después de ingerir la suficiente cantidad de alcohol que provoca dicho efecto.

De acuerdo con el reporte, esto constituiría el primer ejemplo de modificación genética de un ser vivo para prevenir con éxito la intoxicación.

“Tenemos mucha suerte y encontramos una manera de hacer el canal insensible al alcohol sin afectar a su función normal”, señaló Pierce-Shimomura.

A diferencia de las drogas, como la cocaína, que tiene un objetivo específico en el sistema nervioso, los efectos del alcohol en el cuerpo son complejos y tienen muchos objetivos en todo el cerebro. Los otros aspectos de la adicción, tales como la tolerancia, el deseo y los síntomas de la abstinencia, pueden estar influidos por diferentes factores del alcohol.

En el comunicado de la universidad también señalaron que podrían hacer las pruebas en roedores: “Estos ratones modificados permitirían a los científicos investigar si este objetivo en particular, el alcohol, también afecta a la tolerancia, el deseo y otros síntomas relacionados con el ser humano”.

Pierce-Shimomura especuló que su investigación podría incluso ser utilizada para desarrollar una droga como la que se presenta en las películas de James Bond, que permitían beber sin que se emborrachara.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*