Si está crudo, NO maneje.

Conducir un automóvil después de haber ingerido bebidas embriagantes es muy peligroso ya que incrementa el riesgo de provocar un accidente.

Sin embargo, manejar bajo los efectos posteriores a la borrachera, con síntomas conocidos como CRUDA es igual de peligroso.

Así lo señalan investigadores de la Universidad del Oeste, Inglaterra y de Utrecht, Holanda. Debido a que algunos síntomas de la resaca como:

  • deshidratación
  • fatiga
  • dolor de cabeza
  • dificultad para concentrarse
  • mareo
  • inestabilidad

son factores que afectan el desempeño al conducir vehículos automotores, pudiendo provocar algún accidente.resaca1

Es por esto que aconsejan volver a manejar una vez que se hayan pasado todos los síntomas.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*